Estoy saturado

A veces un título no puede reflejar mejor un estado de una persona, como el de Estoy saturado, y no me refiero a mi actual situación laboral, ni mi hacer diario en el mundo real, sino hace referencia a este mundo de internet.

Sí, estoy un poco saturado de Internet, quien lo iba a decir, que yo diría estas palabras. Supongo que es un estado temporal, pero es que haciendo un poco de resumen de este año 2009, creo que he notado un poco el cambio, que ha sufrido la red durante los últimos meses en mi cabeza.

Se podría decir que el año 2009 ha sido bajo mi punto de vista la explosión de la web 2.0 en mis carnes, sacar máximo partido de mis perfiles en las redes sociales, mantener los blogs que realizó, comentar lo que estoy haciendo en Twitter, minibloguear en Tumblr, etcétera, y todo ello sin olvidarme de visitar, y estar al día de todos los contactos en las múltiples plataformas, Todo ello conlleva como conclusión un exceso de información que te va llenando el disco duro cerebral.

Por suerte dentro de dos días llega el año nuevo, y con él, mi tradicional limpieza virtual. Pero este año será diferente, aparte de hacer limpieza, necesito un reset algo más profundo, y en especial de dos webs: Google Reader y Twitter, porque de no hacerlo pronto acabaré odiando dichas plataformas. Y eso no puede ser, porque como siempre digo, la razón principal de mi existencia en Internet, es divertirme, (claro reflejo son mis blogs y Tumblrs, El Maky, El Blog del Humor y FrancescTumblr que muy serios no son), y no para que me de dolores de cabeza.

Referente a Google Reader, la limpieza es más que necesaria, después de un par de años utilizando la web, se han ido acumulando feeds y más feeds, dando como resultado final una aglomeración de actualizaciones que la verdad no siempre dan la información que necesito. Por lo que me he acordado de una cosa que me dijo un compañero Twittero que había oído de un blogger. Dicha persona había eliminado todas sus fuentes de actualización del Reader, y había pedido a la audiencia que le sugirieran sus blogs preferidos para indexarlos de nuevo. Yo no soy tan valiente, por lo que no eliminaré todos los blogs, eso sí prometo no dejar más de 15, por lo que a partir del 1 de enero haré una selección de lo que considero imprescindible para mí (ya haré un post sobre los elegidos, y el porqué). Este reset he de decir que solo afectará a los blogs profesionales o corporativos, aquellos que a diferencia de los personales considero que no están en extinción, sino más bien al contrario, van apareciendo cada día más, pero por desgracia son muy pocos los que van ofreciendo contenidos nuevos, es decir que no hagan un copy&paste de otras fuentes. Porque a los personales no les afectará este reset, por una sencilla razón, al ser blogs de gente, en su mayoría anónimos para mi, explican cosas sobre sus experiencias que me atrapan por su forma de hacerlo, y aquí el contenido deja de tener valor, no necesito que me expliquen ninguna teoría o ley, simplemente como hago yo en este blog, que me cuenten vivencias que me gusta leer de vez en cuando.

Y ahora toca el turno a Twitter, la plataforma de microblogging. O me hago un replanteo o me doy de baja. Quien me conoce o me sigue habitualmente, ya sabe perfectamente que no me gusta nada los últimos cambios que han introducido (creación de listas, indexación en buscadores), por lo que la palabra resetear es fundamental. De momento lo que voy a hacer es limpiar mi timeline, pero no solo los followings, sino también de followers. Solamente dejaré a los que conozco en persona, y aquellos con los que tengo un dialogo de vez en cuando, por lo que supongo que no llegaré a 50 personas. Si no podéis ver mi timeline a partir del 1 de enero no os lo toméis como algo personal, simplemente necesito empezar de nuevo porque como dije al inicio, estoy saturado.

Si a estas limpiezas virtuales le juntamos que hoy he comenzado mis vacaciones navideñas hasta el próximo día 11, este descanso me irá muy bien, por lo que prometo volver con más ganas que nunca en el 2010. Además es un año especial, es el décimo aniversario de El Maky, con lo que estoy preparando novedades para la web, y además podréis ver el lanzamiento de mi nuevo proyecto, el cual ya os avance algo en un post anterior.

De momento me despido, no sin antes desearos un Feliz Año Nuevo 2010.

Ya tengo el nuevo DNI electrónico

El pasado viernes tenía cita para renovarme el DNI, que pese a que todavía me quedaban unos cuantos años para que caducará, decidí renovarmelo para obtener el nuevo documento, que ahora dispone del chip electrónico, que según el Estado facilitará muchos trámites administrativos vía Internet Yo como era lógico, no podía esperarme a que se caducará el viejo formato, y ya que tenía desde hace unas semanas el lector que facilitó el ministerio, tenía que adquirir el nuevo DNIe.

Por suerte no solo el documento de identidad se ha modernizado, sino también el proceso para poder renovarlo. Antes tenías de ir a la comisaría, hacer una cola que muchas veces daba la vuelta a la esquina desde primera hora de la mañana, y esperar a ser un afortunado en el reparto de un número para aquel día. Si eras afortunado y conseguías entrar para renovarte el carnet, dabas las fotos que habías hecho, te enguarraban el dedo con una tinta negra, y te decían dentro de unos 40 días ya tendrás el carnet aquí renovado. Siempre me pregunté donde hacían los documentos, y lo que es peor, quien los hacía, una cuadra de ancianitos para tardar 40 días para realizar un trozo de papel.

Ahora no, se pide cita previa por teléfono o Internet, y te dan día y hora para renovarlo. Yo evidentemente hice el trámite por Internet, y escogí el pasado viernes por la tarde para renovarlo. Llegué puntual, siempre lo intentó ser, y mi sorpresa fue que me encontré una sala con 3 funcionarios y 10 ordenadores, deberían estar de fiesta el resto de trabajadores, eso o pretenden causar buena imagen al visitante con tanta tecnología allí dispuesta. Me llamaron enseguida, bueno para mi que les rompí la tertulia con mi presencia, y me puse a renovar el DNI. Primera sorpresa, solo necesitan una foto, y no las 3 o 4 que tenías de llevar antes, y segunda sorpresa, por fin se han modernizado y ya no te enguarran el dedo para obtener la huella dactilar, ahora lo hacen con un proceso mucho más limpio. Pero sin lugar a duda el gran adelanto, es que después de 10 minutos sales con el nuevo carnet para tu casa, si lo habéis oído bien, no hace falta esperar días a días para obtener el nuevo Documento Nacional de Identidad.

Ahora sólo me hace falta descubrir para que trámites puedo utilizar el nuevo formato electrónico, porque la verdad, a día de hoy son pocos los sitios donde se admite el nuevo DNIe.

Relanzamiento del proyecto “El Blog del Humor”


Hace ya más de un año cree un blog donde iba colgando imágenes, chistes, vídeos, y textos como extensión a la sección de Humor que tenía mi proyecto más antiguo, El Maky.
Mi intención era actualizar cada día, y durante un año así lo hice. El problema, es que al final me absorbía mucho tiempo el mantener este nivel tan elevado de posts, ya que para que un blog, y especialmente los humorísticos, tengan cierto éxito, su actualización continuada es imprescindible. Por lo que antes del verano decidí poner fin a dicho blog por falta de tiempo.
Después de unos meses donde tuve el dominio sin utilizar, hace unos días, concretamente 13 días (el 13 de Noviembre de 2009) decidí relanzar el proyecto, pero esta vez con ligeros cambios en la estrategia.
El primer cambio, y más importante, es que he pasado de blogger a Tumblr como soporte para alojar el dominio. Tumblr como muchos sabréis es un sistema intermedio entre los blogs tradicionales, como puede ser Blogger o Wordpress, y los sistemas de microblogging como Twitter, y que bajo mi punto de vista recoge gran parte de las ventajas de ambos sistemas, no estás atado a tener que escribir un post más o menos decente como sería en un blog tradicional, y por el otro lado no estás sujeto a la limitación de los 140 caracteres que te ofrece Twitter. El hecho de que publicar en Tumblr sea rápido y fácil, era determinante, ya que la primera etapa llegó a su fin precisamente por lo tedioso que me resultaba actualizar el blog. Además Tumblr te permite indexar entradas vía RSS en su web, por lo que puedes predefinir enlaces que tu mismo creas, y de esa forma actualizar automáticamente la web de una forma muy rápida, y sin depender de que yo me vaya de vacaciones, o simplemente no tenga tiempo para estar delante del ordenador.
Otro de los cambios que he llevado a cabo durante estos días, ha sido promocionar la web, cosa que antes sinceramente no hice. Así que me he puesto a recordar los métodos que utilizaba ya hace muchos años, cada vez que creaba una web. Las cosas han cambiado mucho en Internet en estos últimos años, así que he tenido de cambiar algunos aspectos de la promoción. Antes iba a las decenas y decenas de buscadores que había en la red, y daba de alta la web en todos los buscadores, uno a uno, y de forma manual, Altavista, Ozú, Yahoo, ¿Dónde?, etc, si señores hace 10 años cuando empecé con todo esto, Google acababa de crearse y no dominaba el mercado como lo hace ahora, y el mercado de los buscadores estaba muy diversificado. Ahora no hace falta casi ni que des de alta tu web en Google, sus robots te encuentran en apenas unas cuantas horas después de su creación. Un método que si que no ha cambiado y que llevo unos días haciendo, es visitar webs similares a la mía y proponer un intercambio de enlaces, siempre encuentras webmasters con ganas de ayudar a los recién llegados. Por último uno de los métodos que recordaba de promoción era optimizar los metatags de la web, es decir aquellos parámetros que colocas en él código de la web, y que utilizan los buscadores para definirte y diferenciarte del resto de la información que hay en la red. He hecho todo lo posible dentro de mis conocimientos, ya que cabe recordar que no soy un experto en estos temas, así que si me lee algún experto en la materia, agradecería consejos en el apartado de comentarios.
Pero claro, en los últimos años Internet ha cambiado mucho, y ahora hay lo denominado Web 2.0, muchos servicios que nos permiten interactuar con los usuarios de las páginas, y que además nos ofrecen nuevos sistemas de promoción. El más rápido y sencillo, es lo denominado Sindicación o en inglés Feed de una web. No voy a explicar en que consiste este concepto, si lo desconoces simplemente búscalo en Google para hacerte una idea, ya que seguramente te lo explicarán mejor que yo. Le he implantado Twitter. He de decir que en la actualidad la cuenta creada, y como no, no podría dejar de banda la red social por excelencia, Facebook, creando una página, donde se van mostrando también las actualizaciones. Llevo un par de días haciendo ruido por dicha red social, es decir he invitado a mis contactos a añadirse a la fanpage, he visitado grupos y páginas de admiradores para colocar enlaces hacia la mía, todo ello con el fin de ir aumentando seguidores hacia mi nuevo proyecto. He intentado no ser muy intrusivo estos días, pero si alguien considera que he realizado spam, lo siento, no era mi intención.
Toda esta promoción ha llevado como resultado, que después de 13 días, ayer tuviera 60 visitas  con una media de 2 minutos de permanencia por visita. El número quizás no sea muy remarcable, pero el tiempo de permanencia si que me dice mucho, al menos he conseguido que la gente pierda un poco de tiempo en ver los contenidos de El Blog del Humor.
De momento doy por finalizada la promoción del blog, y ahora solo me hace falta ir actualizando (ya tengo una gran lista de actualizaciones programadas) con chistes, fotos, y videos de humor para todos los que decidáis visitar la mi nueva web.
Ahora mis esfuerzos entre otras cosas, los destinaré básicamente a dos temas principales: el primero de ellos, es consolidar el Videoblog del Maky, que es lo que me divierte más últimamente, y que quiero hacer protagonista total del décimo aniversario de El Maky durante el 2010; y el segundo tema es lanzar un nuevo proyecto en el cual llevo varios meses pensando. No diré todavía de que se trata, ya que me falta todavía cerrar algunos aspectos fundamentales, pero os daré una pista, es un poco diferente a lo habitual, ya que es un proyecto pensado y realizado, para y desde dentro de una red social. Quien me conozca ya sabrá de que red social me refiero, pero para los demás todavía tendréis que esperar al 2010 para conocerlo. Mientras tanto siempre os quedará El Blog del Humor.

Internet gana al teléfono en felicitaciones


Decir que Internet, y en especial las redes sociales, han cambiado nuestros hábitos, es una obviedad, y a días como hoy me remito. Hoy es 28 de octubre, es decir, es mi cumpleaños, concretamente el que hace número 35. Ya el año pasado ya hice un pequeño post sobre el 28 de octubre de 1974, así que no me voy a repetir, sino que esta vez quiero mencionar un fenómeno que cada año se va engrandeciendo.
En días como hoy los seres humanos tendemos a felicitar al prójimo, como se suele decir, no todos los días se cumplen años. Lo que en mi infancia eran llamadas de familiares y amigos que me deseaban prosperidad, en la actualidad se ha transformado en mensajes de felicitación en mis perfiles sociales.
Supongo que el hecho que en las redes sociales, y en especial Facebook (red social que estoy suscrito, y que en la actualidad posee más seguidores en el mundo), tengas de poner la fecha de nacimiento para apuntarte, hace que ese dato sea compartido por tus contactos, y tan pronto llegue el día de tu aniversario empieces a recibir felicitaciones. Esto es lo que me ha pasado hoy, desde primera hora de la mañana han ido llegando tales mensajes, haciendo un total hasta el momento, de 15. A este número habría que añadir las 8 felicitaciones vía Twitter, y 6 correos a mi cuenta de correo recibidos por sitios donde me he apuntado, y tuve de dejar la fecha de nacimiento, haciendo $un total de 29 buenos deseos vía Internet.
En cambio si ponemos en el otro lado de la balanza el método tradicional de felicitación, el teléfono, bien sea en su vertiente de fijo o móvil, el número de felicitaciones tan sólo ha llegado a 6. Como se puede ver mis conocidos prefieren felicitarme a través de la red, y como ya dije al principio, esta diferencia de 29 a 6 se va haciendo cada vez mayor a medida que se van pasando los años.
Nos estaremos insocializando, o es que hoy en día parece que el mundo gire a través de las redes sociales. Yo personalmente todavía soy de los que doy mucho valor al método tradicional, es decir la felicitación en persona, o bien mediante una llamada, seré un romántico pero donde este la voz que se quiten las palabras. No con esto menosprecio las felicitaciones escritas, todo al contrario, se agradecen mucho, aunque por desgracia, no siempre te acaban felicitando las personas que te gustaría que lo hicieran.

Fiestas de Santa Tecla, y yo a trabajar


Debido a la crisis, o vete a saber porque razón, este año he notado menos espectáculos, y aunque si tengo de decir, que todos, o casi todos, han sido gratuitos. Eso siempre es de agradecer para la cartera de muchos ciudadanos, ya que estos tiempos no están para muchas alegrías económicas.

Esta semana han sido las fiestas de la patrona de Tarragona, Santa Tecla, si quizás el nombre no sea de lo más bonito, pero es el que tenemos. Hay que ver la parte positiva como siempre, a parte de ser la patrona de mi ciudad, es también de los informáticos, originalidad ante todo. Yo ya estoy acostumbrado a no poder disfrutarlas mucho, desde que me adentre en el mundo laboral, mis trabajos siempre han sido fuera de la ciudad, por lo que no siempre puedo gozar de los eventos programados durante los siete días que duran los festejos.

Empezaron las fiestas con el concierto de M Clan (15 de septiembre), y la consiguiente lluvia que siempre hace presencia en las fiestas. Esto hizo que el concierto se cambiará de lugar. Así que a parte de ir justo de tiempo para verlos, y el hecho de no saber que habían trasladado el concierto a la otra punta de la ciudad, hizo que llegará con media hora de retraso al concierto. Pero eso no es todo, ya que encima habían cerrado las puertas del recinto, si señores y señoras, a un concierto gratuito habían cerrado la valla para acceder. Según la seguridad estaba lleno, mentira, y encima de las grandes, porque después de media hora de espera, pude entrar y observar con mis ojos que allí podría entrar mucha más gente de la que decían. Es uno de mis grupos preferidos por lo que no podía irme de allí al menos sin escuchar alguna canción, cosa que hice al final. No pude disfrutar de la primera hora de concierto, pero si de la segunda, y hoy en día en Tarragona, donde los buenos conciertos escasean, se agradece escuchar aunque sea unas pocas canciones de grandes grupos.

Al viernes siguiente (18 de septiembre) hacían un concierto del grupo de Constantí, Els Pets, y en este volvía a perderme la primera hora del concierto. Los grandes promotores del concierto decidieron llamarlo, 'Els Pets en familia', y con ese nombre se les ocurrió la gran idea de que los conciertos familiares se hacen un viernes a las 19h de la tarde, manda huevos como diría aquel. Yo estaba en un curso de Mac, por lo que llegue tarde, pero pude también disfrutar de un poco del concierto, y ver como la plaza estaba llena. Imaginaros si lo llegan a hacer a una hora más habitual, me veo subido a una farola para al menos poder ver la calva del Lluis Gavaldá. Con las melenas que me llevaba este hombre a principios de los 90, y que entradas se le están poniendo, pero mejor me callo, que yo voy por el mismo camino. Estos fueron los dos grandes conciertos que asistí yo, había alguno más pero no eran de mi devoción, por lo no asistí a ninguno más. Bueno a los típicos conciertillos que habían en pequeñas plazas ambientando las calles, obviamente vi alguno más, pero sinceramente nada a destacar.

Como siempre, la fiesta gorda se reune entre la vigilia y el día de Santa Tecla (23 de septiembre), y como ya comenté al inicio, poco pude asistir a los eventos programados, ya que ese día trabajaba, así que deberéis ir a otro blog para que os cuenten más sobre lo que hicieron esos días. A mi la tarde me la dieron fiesta, pero para colmo de los colmos, a las 18h de la tarde, cuando estaba a punto de irme para ver que hacían, me llama mi jefe. Había surgido un problema con una documentación, así que me tuve que coger el coche, e irme rápido al trabajo. Al final resulto ser una tontería, pero una tontería que me hizo perder casi una hora. De vuelta pude ir a ver el Seguicio de la Patrona, bueno más concretamente el brazo de la Santa, ya que la rúa se organiza alrededor de esa parte del cuerpo.

Al día siguiente hubo más festejos, la tradicional subida y bajada de pilares por las escaleras de la catedral, pero allí ya no pude escaparme, ya que lo hacen al mediodía, y el trabajo, como siempre, me lo impidió. Otro año me pido fiesta toda la semana, a ver si por fin puedo disfrutar de Santa Tecla, como un ciudadano más de Tarragona.

Fran o Francesc

El nombre de los seres humanos siempre da lugar a miles de juegos, variantes, e incluso cuando eres pequeño, a diminutivos a veces crueles. Mi nombre no podía ser una excepción. Hagamos un poco de historia antes de comenzar con el desarrollo del título de esta entrada.

Yo nací en el 1974 bajo el nombre de Francisco, sí, había un señor en el poder que impedía poner en el registro civil el nombre que mis padres me querían poner desde un inicio, y que tiene gran tradición dentro de mi familia. Mi abuelo paterno se llamaba Francesc, el iaio Paco como era conocido en la familia. Un guardia civil con fuerte carácter que quiso poner su nombre a su hijo menor, es decir a mi tío. Supongo que para diferenciar al hijo del padre, éste empezaron a denominarlo Paquito. Si es curioso, en la actualidad, pese a haberse jubilado, el hombre sigue siendo el tiet Paquito. Como podéis ver, mi nombre es habitual en mi familia, aunque yo de momento no tengo intención de poner este nombre a mis hijos, no me gusta mucho la tradición de que los hijos lleven el nombre del padre.  He de decir que cuando la ley lo permitió, solucione el pequeño error de que en la documentación apareciera Francisco, y en la actualidad aparezco en el registro civil como Francesc Perez.

El nombre de Francesc al ser un poco largo, de 4 silabas, la gente que me ha rodeado siempre ha buscado formas de reducirlo. Siscu me llamaban en EGB, un nombre que la verdad, cada vez que pasa más el tiempo, menos me gusta, y que al pasar al instituto, y conocer gente totalmente nueva, me encargue personalmente de que ese apodo se cortará de raíz. Todavía cuando veo algún amigo de aquella época, me sigue llamando de esa forma, y la verdad se me hace un poco raro. Durante en el instituto donde las cosas suelen ser más impersonales, fui conocido por mi apellido, Perez.

Lo que me hace cierta gracia, es lo que la gente se llega a complicar para escribir mi nombre. Lo he visto de todos los colores, Frances (como un habitante del país vecino), Françesc (no sé porque ponen la ç), etcétera. Pero sin dudarlo, la forma que más me gusta de equivocación, y que he visto afortunadamente en pocas ocasiones es, Fransesch, no me diréis que es una forma rebuscada de escribirlo. Otro aspecto de mención, que por desgracia aquí es complicado de reproducir, es la forma que tiene la gente no catalana de pronunciarlo. Lo primero al oírlo me preguntan si soy español, que si ese nombre es del este, y después entre intentos, acaban pronunciándolo con suerte dispar en muchos casos. He de decir que con algunos acentos, el nombre de Francesc suena muy bonito, en especial con el acento canario, es que tengo debilidad por ese acento, que se le va a hacer. La misma debilidad que tengo oír el catalán con el acento mallorquín, bueno siempre que no sea muy cerrado como el de Nadal o el de Tomeu Penya, que a veces no se entienden ni ellos mismos.

Al pasar los años, la forma de llamarme ha cogido dos vertientes definitivas. La forma que me llaman en la familia y en el trabajo, Francesc, y la segunda, tal como me llaman en mi círculo de amigos más íntimos, Fran. Yo personalmente prefiero la primera versión, es decir mi nombre entero. Al principio no me acababa de gustar demasiado, pero a medida que pasan los años, me gusta más el nombre, pero también entiendo que es un poco largo, por lo que no me desagrada que lo acorten mis amigos.

Tengo una pequeña anécdota con la que me gustaría terminar este post. Una vez estaba hablando con una chica, y le dije lo siguiente: “Si eres familiar mío me llamarás Francesc, mientras que si eres amigo, me denominarás Fran, ¿como quieres llamarme tú?”. La chica cogió un poco la indirecta, y a una risa inicial, le siguió una respuesta sincera: “De momento te llamaré Fran, ya veremos dentro de un tiempo”. Lo que sucedió después sería otra historia, y que ahora no viene al caso, quizás algún día la cuente en otra entrada.

He cambiado de trabajo

No suelo hablar demasiado de temas personales y de mi trabajo, pero un cambio de trabajo después de 3 años en la misma empresa, al menos merecían un pequeño post. No voy a decir ni nombres de empresas, ni tampoco hablaré sobre personas en concreto, simplemente quiero recordar algunas cosas que han pasado durante este periodo de mi vida.

Por si alguien no lo sabía, estaba en una empresa directamente relacionada con el mundo de la tochana, si aquel mundo en el que antes con la nómina, te ponían una alfombra en cada sucursal bancaria, y ahora te tratan como si fueras un delincuente, cuando precisamente los grandes beneficiados de esta crisi inmobiliaria, han sido ellos, que han estado realizando hipotecas y más hipotecas con un dinero que nunca ha existido. No voy a hablar de la crisis, para eso hay miles de blogs que seguramente lo hacen mejor que yo, todo y que yo podría hacerlo mucho mejor que muchos pseudo expertos, ya que yo, o mejor dicho mi anterior empresa lo han vivido de primera mano, no sólo durante el día sino durante muchas noches, y sino que se lo digan a mi anterior jefe.

En parte debido a que no había otra opción, y en parte, porque necesitaba un pequeño cambio, mi actual empresa no se dedica a la edificación, sino a un mundo un poco diferente, al sector de instalaciones y obra civil, que no depende directamente de la construcción. Porque digo que no depende directamente si parecen mundos diferentes, por una sencilla razón, en un país donde su economía depende de forma mayoritaria del turismo y la edificación, hasta una simple fábrica de helados nota que uno de los principales pilares no ande fuerte. En vez de diversificar la economía, hemos creado un país a base de la especulación inmobiliaria, y de mastodónticos complejos veraniegos. Eso a la larga, tenía que pasar factura, y lo ha hecho, los más de 3 millones de parados así lo testifican.

Ahora ya no trabajo en Cambrils, sino que lo hago en un pueblo más interior, Vilabella, una pequeña localidad de la comarca de l'Alt Camp, que nada tiene que ver con la población costera del Baix Camp. Ambos pueblos son totalmente diferentes, y la aglomeración de Cambrils en verano, choca frontalmente con la tranquilidad de un pueblo dedicado principalmente a la agricultura. Otra cosa que ha cambiado, y en este caso creo que para bien, es que ya no lo hago en un polígono, lleno de hormigón, sino en una granja habilitada como oficina. Tiene su gracia, el trabajar rodeado de naturaleza, respiras un aire más limpio, e incluso mi nuevo compañero esta muy contento de verme todos los días a las 8 de la mañana. Se trata de un perro que esta más preocupado en jugar, que en dejarme trabajar. Pero claro, no todo serán ventajas el trabajar en una granja, y sino, me remonto al viernes pasado, donde después de 10 minutos removiendo los muebles de la oficina, pudimos dar caza a un inquilino no deseado, si señoras y señores, un pequeño ratón no quería dejarnos a solas, ni al perro ni a mí.

A parte de estas pequeñas anécdotas, de momento estoy contento, básicamente porque no estoy en el paro. Si quizás suene a egoísta, pero es que después de un mes de junio donde todo era incierto, se agradece que puedas ver una pequeña luz, al final del túnel.

La Primera Comunión


Aprovechando que mañana voy a la Primera comunión de mi sobrino mayor quiero hacer memoria de la mía. La verdad es que no recuerdo muchas cosas, y eso que tenía 9 años y se supone que las cosas que te suceden a esa edad se recuerdan. Recuerdo más cosas por la foto de ese día, y la cuál os he añadido en este post, que por los recuerdos en mi memoria. Quizás no fuera un gran día y por eso tengo estas lagunas.

Me acuerdo donde tubo lugar, fue en la Iglesia del Colegio Sagrado Corazón de Tarragona, que por aquella época, era el lugar donde la Parroquia de San Fructuoso realizaba sus actos. Todavía no habían construido lo que en la actualidad es su iglesia. La ceremonia la llevo a cabo el Mosén Serra. Seguramente para la gente que sea de fuera de Tarragona no le sonará dicho nombre, todo al contrario de la gente local, ya que dicho sacerdote fue uno los más emblemáticos y queridos de la zona. Personas como él te hacían ver la religión de otra forma, no la sensación que me da al ver al Papa en su lujosa mansión del Vaticano. Por desgracia, Mosén Serra ya nos abandono hace unos años, no sin antes despedirse de sus alegados tras conocer su enfermedad, templanza hasta el último momento.

Como a todo niño de aquella época (principios de los 80) los regalos que te hacían eran los habituales, tu primer reloj, tu primer compás, tu primera cámara de fotos, y demás cosas que en la actualidad evidentemente no tengo. Mi madre quería regalar un compás a mi sobrino, pero creo que en la época digital que vivimos actualmente, creo que no tendría mucho sentido hacerlo.

Poco más recuerdo de mi primera comunión, en cambio de mi confirmación tengo más recuerdos, pero eso quizás sea otro día, de momento mañana me tocará disfrazarme (verbo que utilizo cuando me toca ponerme traje) y disfrutar del día de mi sobrino.

El 23-F, un beso y una flor

El 23 de febrero es una fecha que muchos recordareis por varios motivos. Fue el día en que unos descerebrados intentaron quitarnos una libertad, que poco a poco íbamos adquiriendo tras 40 años de dictadura. Otros, lo recordareis en un futuro porque nos levantamos sabiendo que una actriz española ganaba por primera vez un Oscar de Hollywood. Yo por desgracia mía, a partir del 2009 lo recordaré para el resto de mi vida por otro motivo muy diferente.

No os voy a contar cual es, ni como me siento, no creo que sea objetivo de este blog en estos momentos hacerlo. Simplemente os dejaré con una de mis canciones preferidas, y que refleja, (quizás sin pretenderlo, ya que me ha venido a la memoria de una forma subconsciente), parte de mi estado actual. La canción de la cuál os hablo, es uno de los grandes éxitos de Nino Bravo, “Un beso y una flor”, y como dice la letra me despido hasta el próximo post diciendo únicamente: “Al partir, un beso y una flor, un te quiero, una caricia y un adiós”.


http://www.youtube.com/watch?v=r-OvqPW3j6c

Mi apellido familiar depende de mi



El otro día hablando con mi madre me dijo una cosa que la verdad no había caído. Os parecerá seguramente una tontería, pero a mi me hizo cierta gracia, la continuidad del apellido familiar depende de mi.

Bueno os explicaré un poco la situación. Como toda persona poseo dos apellidos, el primero de ellos heredado de mi padre y el segundo de mi madre. No explicaré como se heredan los apellidos, porque seguramente todos lo conoceréis, así que evitaré extenderme en como se propagan. Referente a mi segundo apellido, el cuál en principio no heredarán mis descendientes, y que proviene de mi madre, tiene la continuidad asegurada por parte de mis primos ingleses, quizás algún día escriba algo sobre esa parte de la familia que tiene su miga. Pero cuando analizo mi primer apellido, Pérez, su continuidad esta un poco en el aire.

Porque digo que esta en el aire, pues muy sencillo, mi padre tiene dos hermanos, mi tía la cuál no tiene hijos, y que por tanto no podrá transmitir su apellido, y mi tío, el cuál tiene una curiosidad referente a sus hijos, todos ellos (que son 4) son del género femenino, por lo que la continuidad del apellido en principio ha quedado finalizada. Lo de mi tío tiene cierta gracia, bueno él no opinará lo mismo supongo, porque ha tenido que esperar hasta su cuarto nieto para que apareciera un varón en su familia, hasta entonces en su casa eran todo mujeres (1 esposa, 4 hijas, y 3 nietas). El hombre estaba desesperado, hacía más de 30 años que tenía las ganas de comprar el vestido del Barça a un niño, y la vida se lo estaba negando, al final aparecieron dos nietos seguidos, y ya no esta sólo ante todo un universo femenino.

Centrándome en mi familia directa, mi padre ha tenido 4 hijos, la primera niña, y después tres niños, el cuál el último soy yo. Teniendo en cuenta que mi hermana ha transmitido su apellido a sus hijos, estos no podrán hacer lo mismo, ya que el apellido Pérez ha pasado a estar en segundo lugar en mis sobrinos. Mi hermano mayor, ha tenido dos hijas, y se ha plantado y bien plantado. Mi otro hermano también tiene dos hijas, y parece no estar con la labor de aumentar la familia al menos de momento, por lo que a priori el apellido se perderá, así que de momento la posibilidad de que los Pérez sigan adelante esta en mis manos, y de que tenga descendencia masculina claro esta. De allí viene el título de este post,.

Teniendo en cuenta los antecedentes familiares, mi tío y hermanos, la cosa se complica, porque se ha visto que los varones Pérez (que son los que deciden el género del hijo con su cromosoma XY), solo sabemos hacer niñas, a excepción de mi padre, que parece que lleno el cupo varón por todos.

Seguramente muchos diréis que en la actualidad se puede cambiar el orden de los apellidos, o que precisamente el apellido Pérez no tenga demasiados problemas en sobrevivir en el mundo porque somos unos cuantos, pero, ¿a qué hace gracia el razonamiento? y tiene su qué, pensar que algo depende de una persona.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...