Internet gana al teléfono en felicitaciones


Decir que Internet, y en especial las redes sociales, han cambiado nuestros hábitos, es una obviedad, y a días como hoy me remito. Hoy es 28 de octubre, es decir, es mi cumpleaños, concretamente el que hace número 35. Ya el año pasado ya hice un pequeño post sobre el 28 de octubre de 1974, así que no me voy a repetir, sino que esta vez quiero mencionar un fenómeno que cada año se va engrandeciendo.
En días como hoy los seres humanos tendemos a felicitar al prójimo, como se suele decir, no todos los días se cumplen años. Lo que en mi infancia eran llamadas de familiares y amigos que me deseaban prosperidad, en la actualidad se ha transformado en mensajes de felicitación en mis perfiles sociales.
Supongo que el hecho que en las redes sociales, y en especial Facebook (red social que estoy suscrito, y que en la actualidad posee más seguidores en el mundo), tengas de poner la fecha de nacimiento para apuntarte, hace que ese dato sea compartido por tus contactos, y tan pronto llegue el día de tu aniversario empieces a recibir felicitaciones. Esto es lo que me ha pasado hoy, desde primera hora de la mañana han ido llegando tales mensajes, haciendo un total hasta el momento, de 15. A este número habría que añadir las 8 felicitaciones vía Twitter, y 6 correos a mi cuenta de correo recibidos por sitios donde me he apuntado, y tuve de dejar la fecha de nacimiento, haciendo $un total de 29 buenos deseos vía Internet.
En cambio si ponemos en el otro lado de la balanza el método tradicional de felicitación, el teléfono, bien sea en su vertiente de fijo o móvil, el número de felicitaciones tan sólo ha llegado a 6. Como se puede ver mis conocidos prefieren felicitarme a través de la red, y como ya dije al principio, esta diferencia de 29 a 6 se va haciendo cada vez mayor a medida que se van pasando los años.
Nos estaremos insocializando, o es que hoy en día parece que el mundo gire a través de las redes sociales. Yo personalmente todavía soy de los que doy mucho valor al método tradicional, es decir la felicitación en persona, o bien mediante una llamada, seré un romántico pero donde este la voz que se quiten las palabras. No con esto menosprecio las felicitaciones escritas, todo al contrario, se agradecen mucho, aunque por desgracia, no siempre te acaban felicitando las personas que te gustaría que lo hicieran.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...